Mi amada

Amada mía que tan dulce eres!
tus suspiros , me acarician la piel.
Me miras con toneladas de azúcar
sobre el amargo café que soy.
Veo que te apuras al trabajar
pero tu sonrisa se mantiene; impasible
y no coarta tu felicidad que se dibuja
en tu rostro lleno de luz.
Cada día que despierto
te encuentro a mi lado, abrazándome.
tus legañas me dicen: Tengo sueño!
y tú me dices: Te quiero!
Que maravilloso día,
uno como otro cualquiera
y sin embargo a tu lado;
vuelve a ser el primero.
Advertisements

Author: elinternautaimpaciente

Un pequeño espacio para seguir atesorando recuerdos que no olvidaré jamás. Yo soy nadie, nada, una insignificante mota de polvo estelar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s