Cerveza

Tú tan bella colorida,
amarilla, espumosa y malteada.
Tú que me arrancas una sonrisa,
hasta desternillarme de risa.
Pura como el agua contenida
tostada como la cebada incorporada
y del lúpulo; dulce-amarga brisa.
A veces ahogas mis penas; 
otras, exaltas mis comedias.
Pero, sobretodo hay días
que me haces buena compañía.
Antigua bebida espartana, 
que no admite rival ni injuria; 
pues quien te lleve la contraria
no conoce la buena vida.

Advertisements